22.3.07

Caleidoscopía

El otro día escuché al sol cantarle una canción al silencio y me perdí asombrada en ese instante sereno. Pensar mataba el aura y entonces al ritmo del sonido desprendí todo en una carta interminable, entintada con letras que nunca se leyeron. Como en un caleidoscopio, me envolví entre pulsos, silencios y sonrisas multiplicadas infinitamente. Cerré los ojos y me mareé mientras las luces giraban entre espectros de colores. El detalle de los cristales cantando, reproduciéndose, me sumergieron en una dulce corriente hacia las voces de mi aura y entonces giré del alma al cuerpo una vez más. Ciega de tanto fulgor y choques de estrellas, las cosas giraron conmigo. Todo en esa carta leía: dame la mano en una foto.

2 comentarios:

Bis dijo...

No se qué decirte Malu!

Anónimo dijo...

Por aquel CALEIDOSCOPIO que vimos y vos anhelaste.

y que describiste muy lindo aunque no se si a eso te referiste


de la "otra" buscadora..