14.6.08

Péndulo

La habitación fue víctima de un silencio absoluto durante un par de minutos, tan solo la extraviada mirada a la puerta. Lo vi. En el mundo del hoy estamos a merced de esta mirada, del tiempo y sus imperfecciones. ¡Mire donde sea, veo el mundo frágil! Su fauna, su flora, sus ecosistemas, sus relaciones humanas cada día más sofisticadas, la prisa por los logros, desentendimientos en las relaciones afectivas y otras situaciones.
Y es cuando uno llega a la conclusión de que el mundo se repite una y otra vez, y otra, y otra, y otra, y otra, y otra, en todos sus aspectos, tanto en cada vida individual como en el tiempo del universo.
Sin embargo, todo se rompió. tu "tranquilízate y tomá un poco de te", el grito que me vuelve difícil de ver, oír, y entender. Hasta identificarme con vos, tus costumbres, tus yo, tus mío, tu única verdad. Sobre todo, lo mejor. Y esto muestra como todo es tan cambiante y vulnerable a la vez. Dejá de preguntar cuánto tiempo hay que esperar para que todo ocurra todo exactamente de la misma manera.

2 comentarios:

Fersita dijo...

a lo mejor la vida es un circulo innato que se retroalimenta.


(Cuando digo Quiero, ese quiero subyace de un sentimiento)


Saludos *·.

Fabio Lucena dijo...

Tal vez en eso de volver (que puede sonar a condena) se encuentra cierto encanto.
En la acción pendular de algunos "sube y baja", no veo temor a la repetición y sí alegría por ver de vuelta todo; pero esta vez todo desde arriba.

Pd: ¿Dónde estas?

Off: Sí, es una recriminación.