12.8.07

sueloraízaguasaviahojaflorluzfruto

Nada frena los latidos y nada parece tener clausura porque mientras ella se siente atacada por los ladrones de recuerdos, él muerde estrofas de otoño para sentirse protegido por no creer en su defensa de horas asesinas de tiempo, y por no querer ver que, por lo menos, supo quién era ella cuando se levantó esa mañana.

2 comentarios:

Juan dijo...

Srta, fue bueno haberla cruzado.

Maximiliano dijo...

CyC: Me quedo con "morder estrofas de otoño" y le pregunto... Que tiene el otoño que no las otras estaciones?
Beso!